Siempre se ha caracterizado Setién por afrontar los problemas de frente y desde su raíz. Araujo, que había comenzado bien la pretemporada y aprovechando los pocos minutos que iba teniendo, patinó hace dos semanas en, otra vez, un asunto extradeportivo. Un frenazo en seco en su oposición a la titularidad. Es por ello que se quedó fuera en El Sadar y tuvo que ver el partido desde la grada.

Fue muy claro y conciso Setién en TVC al ponerle nombre a los males de Araujo: “El problema es cuando sale de los entrenamientos. Para mí, y para todo el mundo, ha perdido los grandes pasos que había dado al principio de temporada“. Quizás unas declaraciones demasiado duras, pero Setién conoce muy bien a su rebaño, y es por ello que lo hizo públicamente. Ya sucedió el año pasado cuando El Chino, tras hacer una temporada espectacular en Segunda, comenzó a no contar con minutos. En aquel entonces, el técnico cántabro también señaló a todos los que rodean al futbolista: “No me someteré al chantaje del entorno de Sergio Araujo“, cuando su padre comentó que si no jugaba, sería bueno buscarle una salida.

PARTIDO DE LA LIGA BBVA ENTRE LA UD LAS PALMAS-REAL SOCIEDAD EN EL ESTADIO DE GRAN CANARIA.

El peto de titular

Pero en lo deportivo nada se le puede reprochar a Araujo. El argentino está, físicamente, mejor que la temporada pasada y su promedio goleador es superior al de cualquier jugador de la plantilla. Es por ello que Setién, tras castigarlo la pasada jornada, piensa en él para salir de inicio ante el Espanyol. Durante toda la semana lo ha probado en el equipo titular.

Livaja, que marcó dos goles en las primeras jornadas, perdería de esta forma su condición de titular. En los últimos partidos, el croata ha estado lejos del nivel que ofreció en Mestalla y ha marrado ocasiones claras e importantes para su equipo.

El peto puede cambiar de camiseta. La competencia entre ambos es el fiel reflejo de lo que sucede en la plantilla. Una inyección de moral para un Sergio Araujo que quiere centrarse sólo en el fútbol y demostrar que, temas extradeportivos a un lado, su juego es más maduro y que responde cuando le dan la oportunidad.

Ha cambiado su forma de ver el fútbol. Lejos queda su compartamiento rebelde en unos casos, e indolente, en otros, cuando disfrutaba de pocos minutos. Araujo se ha dado cuenta que los trenes siguen pasando. Su oportunidad-puede que una de las últimas- está aquí y tendrá que demostrar en el campo que quiere volver a ser el delantero determinante del primer año.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s