El central del Real Madrid se las vio con su antigua afición tras anotar el gol que sentenció la eliminatoria en Copa del Rey.

Cada vez que Sergio Ramos visita el Ramón Sánchez Pizjuán (a pesar de ser un sevillista declarado a los cuatro vientos), el actual capitán madridista vive una situación de amor-odio. Vive una sensación de volver a su casa, donde se crió, donde juega el equipo de su infancia que le vio crecer, aunado a una sensación muy agria, al tener que escuchar gritos de “Sergio Ramos, hijo de p…” “Sergio Ramos, muérete”, o, en algún caso, pancartas tan deleznables como esta.

ozjfn.jpg
“Ramos, un apellido, 2 hijos de p…”

En el día de ayer, Sergio acudió a Nervión por primera vez esta semana para defender, a priori, un partid0 cuyo resultado anterior hacía presagiar que el Real Madrid no tendría ningún problema (3-0). Pero desde luego no fue así, el Sevilla lució de casta y, a pocos minutos de final tenía un resultado favorable de 3-1, algo que hizo soñar a la afición hispalense, hasta que Undiano Mallenco cortó la euforia señalando un penalti (muy claro).

Ramos consideró que debía asumir la responsabilidad de lanzar el penalti para salvar a su equipo, a pesar de poder condenar a su ex afición. El de Camas realizó un disparo a lo ‘Panenka’ entre insultos mayormente procedente de la zona en la que se sitúan los ‘Biris Norte’ (ultras del Sevilla), a los cuales dedicó unos gestos echándose las manos a la oreja y señalándose su nombre con el dorsal en la camiseta, para luego pedir perdón al resto de la afición, pero era demasiado tarde.IMG_20170113_004246.jpg

Desde ese momento hasta el final del encuentro, la mayoría de la afición en el estadio sevillista la tomó con Sergio Ramos, dirigiendo insultos hacia su persona y su familia, y silbándole cada vez que tocaba el balón, una situación que produce gran desazón hacia la figura del capitán de Real Madrid y de la Selección Española.

El origen del odio hacia Sergio

Todo comenzó hace más de 10 años, cuando Ramos abandonó el Sevilla F.C., el club de sus amores, para fichar por el Real Madrid. La afición hispalense, influenciada por Jose Mª del Nido (ex presidente del Sevilla) tachó al que era su ‘niño de sus ojos’ de futbolista pesetero, algo que para nada es así, y es que según fuentes cercanas al club y al jugador, del Nido decidió no pagar el último sueldo a Ramos antes de irse del Sevilla con el fin de que Ramos denunciase al club hispalense y fuera foco de iras de la afición, algo que finalmente el de Camas no hizo debido a su amor por el club sevillano.

Desde entonces, y ya ha pasado más de una década de su marcha, varios sectores de la afición sevillista la sigue teniendo tomada con Sergio y, cada vez que el central acude a la que fue su casa durante la primera parte de su vida, le hace vivir unas horas tremendamente duras para el ‘4’ madridista.Ramo11.jpg

El domingo, nuevo episodio

Tras este último suceso, Ramos volverá este domingo al Ramón Sánchez Pizjúan para disputar un nuevo partido con el Real Madrid, que se prevé decisivo para LaLiga. Veremos cómo le recibe la afición hispalense tras este último episodio en la relación Sevilla-Sergio Ramos.

One response to “¿Qué pasa entre Sergio Ramos y la afición sevillista? Toda la explicación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s