Aunque el encuentro fuese amistoso ambos equipos han querido demostrar su juego, e imponer su calidad. La selección española se ha llevado la victoria en un partido físico y de calidad, ingredientes básicos para un buen partido. El 1-2 para los cachorros españoles les sirve para demostrar a Lopetegui su valía para subir a jugar con la absoluta en los próximos años

El partido comenzó tranquilo, sin grandes ocasiones. Los cachorros sabían que tenían mucho que demostrar aunque solo fuese un partido amistoso. En el campo de juego había mucho talento, muchos de los jugadores juegan en la máxima categoría de diferentes países. Pero a partir del minuto 34 España dominó la primera parte.

Saúl Ñiguez abrió el marcador. El centrocampista del Atlético de Madrid marcó en el minuto 34 un gol de media chilena que Scuffet, el portero del Udinese, no puede detener. El segundo llegó desde un corner que remata Borja Mayoral de cabeza en el minuto 38. El canterano del Real Madrid puso el 2-0 con el que acabó la primera parte.

¿Qué es de Italia a todo esto? La verdad es que no mucho. Los cachorros de la selección local no consiguieron controlar el balón, sacar la pelota jugada. Tuvieron alguna que otra oportunidad pero Chiesa, de la Fiorentina, no ha tenido su día.

Pellegrini, del Sassuolo,  marcó de cabeza en el minuto 72. Puso el balón en la escuadra izquierda de la portería defendida por Pau López, el portero del Espanyol cedido al Tottenham. Desde este momento la selección italiana comenzó a apretar arriba, y los defensores españoles se vieron mucho más ocupados que en la primera parte.

Aun así España seguía sacando el balón jugado desde atrás, con buen toque y calidad. Abriendo los balones a las diferentes partes del campo, con calma y buen fútbol. Pero esto no sirvió para que Pau Lopez interviniese en bastantes ocasiones.

Los italianos exprimieron hasta el último segundo de partido para intentar marcar un gol que les diese el empate, pero no lo consiguieron. Los cuatro minutos añadidos acabaron y el árbitro señaló el final del partido 1-2 en el marcador.

Ambas selecciones han jugado bien, han mantenido un ritmo constante que ha supuesto un fuerte desgaste físico. Lo han aguantado y eso demuestra que la mayoría de estos jugadores tendrán un hueco en la absoluta de su país. Los espectadores hemos disfrutado un partido que había empezado flojo, pero que ha ido mejorando a medida que pasaban los minutos.

Alineaciones:

España: Pau López; Yeray, Meré, Bellerín, Jonny; Marcos Llorente, Saúl, Denis Suárez, Asensio; Williams, Mayoral.

Italia: Scuffet; Ferrari, Mandragora, Biraschi, Masina; Benassi, Cataldi, Pellegrini; Chiesa, Cerri, Berardi.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s