El Hoffenheim da un golpe demoledor en la carrera por las plazas de Champions al vencer por 1-3 al Hertha de Berlín, su máximo perseguidor. Dos goles de Kramaric, nombrado hombre del partido, y uno de Süle bastaron para poner a los de Nägelsmann en una cómoda ventaja de 8 puntos sobre los locales, que tendrán que centrarse ahora en su plaza de EL.

El partido empezó con ocasiones para ambos conjuntos: en el minuto 10, Mittelstadt sacó sobre la misma línea un cabezazo de Hübner que hubiera sido el 0-1. Minutos más tarde, Baumann respondía con una gran mano a un remate a bocajarro del marfileño Kalou.

El primer golpe de la tarde lo asestó el Hertha: Tras el juego combinado de Skjelbred y Kalou, este último amaga con disparar, despistando a la defensa del Hoffenheim. El balón hace una maniobra extraña justo en el pie del delantero y rebote cae en un Pekarik sin marca, que no duda en fusilar a Baumann para poner el 1-0 en el marcador y la alegría en el fondo local.

Poco duraría la alegría en el Hertha. 7 minutos después del gol de Pekarik, el joven Mittelstädt comete penalti tras una mano en el interior del área local. Pena máxima que Kramaric convierte con un toque de maestría. Jarstein adivina el lado del lanzamiento, pero no alcanza a detenerlo. Tablas en el Olympiastadion.

La segunda parte trajo más oportunidades que la primera, sobre todo para el Hoffenheim, que acechaba sin tregua la portería local, incluso en algunas ocasiones obligando a Jarstein a intervenir para evitar males mayores. En el minuto 58 tendría lugar la acción que condicionaría el partido: el joven Mittelstädt vería la segunda amarilla por una falta sobre Amiri, dejando a su equipo con 10.

El Hoffenheim, aprovechando su superioridad, se lanzó todavía más al ataque. Kramaric tuvo una ocasión para culminar la remontada, pero se topó con el poste hasta en dos ocasiones. Minutos después el capitán Rudy intentaría otro disparo, pero con el mismo resultado.

El partido se estaba convirtiendo en un monólogo ofensivo del Hoffenheim, y el premio visitante llegó por medio de Süle en el minuto 76: el central se saca un zapatazo desde 30 metros y lo cuela en el fondo de las mallas tras tocar el poste. Una obra de arte para darle la vuelta al partido. Ni el propio Süle se lo podía creer.

Con el partido ya a su favor, el Hoffenheim intentó hacer todavía más sangre en su rival, que ya estaba agonizando en su campo. En los últimos instantes del encuentro, Kramaric remató un buen centro de Wagner para poner la puntilla a los de la capital, y a la vez, firmar su doblete. El 1-3 definitivo.

Victoria del Hoffenheim que permite seguir alimentando el sueño de la Liga de Campeones, objetivo de los de Nägelsmann este año, a la vez que descarta las posibilidades de los Berliners, y colocándose en tercera posición superando al Dortmund… por lo menos hasta mañana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s