Otra exhibición de Cristiano Ronaldo en el derbi ante el Atlético deja al Real Madrid con pie y medio en la final de Cardiff.

Otra vez más ante un grande en un partido grande, apareció, pues eso, el más grande de todos. Cristiano debe esta harto ya de escuchar que no aparece en las grandes citas, cuando el equipo le necesita, aunque más que harto y cansado de escuchar ese tipo de palabras más que desacertadas hacia él, el luso puede encontrar en esos detractores su mayor fuente de abastecimiento de lo que es su carburante, la motivación y las ganas de superarse.

3 goles como 3 soles anotó el astro más brillante de la galaxia madridista y quizás balompédica. Cristiano coló el primero de ellos en la portería del segundo mejor portero del mundo para los entendidos, Jan Oblak (al mejor del mundo ya le endosó 5 goles el mes pasado, y a Cristiano le gusta superarse y no parar), con un cabezazo perfecto a un centro-chut de Casemiro.

El luso se mostró ayer más participativo que de costumbre, realizó varias jugadas en las que nos hizo recordar aquella versión explosiva y desbordante de Cristiano en unas jugadas ante Lucas Hernández y Diego Godín, nada más y nada menos, pero ninguna de esas jugadas acabó dentro de la portería ‘colchonera’ ya que Cristiano no podía estar ahí para pasar y anotar, no es tan sobrehumano.676277288-real-madrid-cf-v-club-atletico-de-madrid-uefa-champions-league-semi-final-first-leg.jpg.jpg

El portugués cazó un balón a pase de Benzema que no supo defender el Atlético de Madrid, y con un tremendo disparo de volea desde la frontal del área ante Oblak, botando, empalándola por abajo, poniéndola totalmente fuera del alcance del cancerbero esloveno y poniendo el 2-0 en el Bernabéu.

Con el Atlético buscando un gol que le metiera en la eliminatoria, aunque sin muchas opciones ante su falta de creatividad arriba, Cristiano condujo una contra hasta la frontal del área, abrió el balón para la internada de Lucas Vázquez, que regateó a Godín en un gran gesto de frialdad, puso el balón atrás para Cristiano y el portugués no falló y batió a Oblak por el centro de la portería.nintchdbpict000321029420.jpg

Se acaban los calificativos ya para Cristiano, primer jugador en la historia de la Champions en firmar dos hat-tricks consecutivos en la fase de eliminatorias, legendario. Cristiano llegó ayer a los 400 goles con el Real Madrid (algunos datistas le atribuyen 399, lo mismo da, ya que llegará), que se dice pronto, y volvió a firmar otra página escrita con letras de oro en la historia del club blanco, de la Champions League y de su ya legendaria carrera futbolística.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s