El Gran Premio de España, quinta carrera de la temporada del gran circo nos dejó la imagen más tierna del año. Thomas, un niño que primero lloró por ver a su ídolo fuera de carrera a las primeras de cambio pero que más tarde conoció a su ídolo.

Había una vez un niño que soñaba con conocer a su ídolo, Iceman. Así podría comenzar perfectamente la historia de Thomas, el niño francés de seis años que se convirtió en el espontáneo protagonista del Gran Premio de España.

niño ferrari 2

Probablemente llevaba meses soñando con esta carrera, con ver a su adorado Kimi luchar por una victoria que ya rozó el año pasado. Pero casualidades de la vida, los dos pilotos que brillaron en el trazado español en 2016, Verstappen y Raikkonen, terminaron fuera de combate a las primeras de cambio. Thomas, ataviado con toda la indumentaria ferrarista, lloraba desconsolado en la grada, y gracias a la FOM (la televisión oficial de la F1), todo el mundo fue partícipe de su dolor.

Comenzó la carrera y Raikkonen, atrapado entre Bottas y Verstappen, recibió primero un toque del Mercedes y luego fue a parar contra el Red Bull, dañando la dirección de su monoplaza teniendo que abandonar.

Las imágenes de televisión enfocaron a un niño que, vestido completamente de Ferrari, se echaba a llorar. Un grito de lástima se escuchó en la sala de prensa del Circuit de Barcelona-Catalunya, y la carrera siguió su curso.

niño ferrari 4

Unos giros más tardes se vio a Kimi, ya vestido de calle, abandonando el paddock, aunque acabaría regresando. Llegó el momento más bonito de la temporada. Con la ayuda de la cadena de televisión RTL, la escudería italiana se decidió a buscar a su joven hincha. Ferrari no tardó en encontrarle y le invitó junto con su familia al hospitality de Ferrari para que conociese al piloto finlandés. Sonriente y ataviado con su uniforme rojo, Thomas  se fotografió con Raikkonen, también sonriente, quien le regaló su gorra.

Además, también pudo conocer al alemán Sebastian Vettel y vivir la ceremonia del podio desde el pitlane. Thomas primero lloró y después sonrió este domingo en Montmeló.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s