Son muchos casos de jugadores históricos que abandonan el Real Madrid por la puerta de atrás sin una ceremonia como se merecen.

El último caso, el de Pepe, se suma a muchos otros a lo largo de los últimos años en el Real Madrid. El central luso ha entregado diez años de su carrera a la camiseta del club blanco, se ha dejado la cara sobre el césped, el alma por el escudo, y ni un simple adiós en la celebración de la Duodécima, ni un simple mensaje emotivo a través de las muchas redes sociales que existen, algo inexplicable.

Uno de los casos más impactantes fue el de Raúl González Blanco en el verano de 2010. De un día para otro, la leyenda del club blanco pasó de formar parte de la plantilla a protagonizar un silencioso traspaso al Schalke 04 que dejó descolocada a toda la afición madridista. Un ídolo histórico se fue y no se organizó un acto en el estadio que tantos goles le vio marca (recordemos que de aquellas era el máximo goleador del club, con 323 goles, ahora superados por Cristiano Ronaldo, con 406 y subiendo). El club intentó maquillarlo invitando al jugador y a su equipo en 2013, el Al Saad de Qatar al Trofeo Santiago Bernabéu, demasiado tarde.

56210728bd9f74_19629442.jpg
Raúl, recibiendo el brazalete de capitán de manos de su amigo y compañero durante muchos años, Iker Casillas, en el homenaje del Trofeo Santiago Bernabéu 2013.

Otro ejemplo sonado fue el de Iker Casillas. El legendario portero de Móstoles abandonó el Real Madrid tras casi 20 años en el club en el verano de 2015 rumbo al Oporto. ‘El Santo’ acudió totalmente solo a la sala de prensa del Santiago Bernabéu, donde protagonizó una triste imagen. Llorando, sin acompañamiento, en un acto demasiado triste. Al día siguiente, el club intentó maquillar su imagen con un triste acto en el que el jugador pisó el campo, nuevamente solo, junto a todos los títulos que cosechó como portero y, muchos de ellos, capitán del Real Madrid. La ceremonia rozó lo esperpéntico.

1462741380_249014_1462741830_noticia_normal
Casillas, al borde del llanto en su rueda de prensa de despedida del Real Madrid.

Guti también fue otro caso sonado. El jugador pasó por todas y cada unas de las categorías inferiores del Real Madrid hasta llegar al primer equipo, donde se instaló con 17 años y disputó un total de 542 partidos (10º jugador con más encuentros disputados en la historia del club). El mediapunta fichó por el Beçiktas turco en el verano de 2010 y recibió un tímido homenaje en forma de rueda de prensa junto a todos los títulos que conquistó como jugador del Real Madrid en la sala de prensa del Bernabéu.

descarga.jpg
Guti, durante su acto de despedida del Real Madrid en el verano de 2010.

Y ahora Pepe. 10 años como jugador y casi 6 siendo uno de los capitanes de la plantilla, y sin un mero adiós sentido. El Real Madrid debe, en esta ocasión, mirar a Barcelona y ver cómo despidió el club catalán a jugadores legendarios del club como Xavi Hernández o Carles Puyol, es claramente un espejo en el que mirarse, porque, en este aspecto, la directiva culé le lleva años de ventaja a la del cuadro ‘merengue’. Quizás dentro de dos o tres años toca despedir a Sergio Ramos (que ha marcado de lleno la historia reciente del club) o a Cristiano Ronaldo, qué decir de él, el mejor jugador de su historia para muchos aficionados y estudiosos del fútbol. En esas ocasiones, sea como sea, el Real Madrid no puede volver a fallar.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s