Otra exhibición del malagueño coloca a España con pie y medio en Rusia 2018 en un partido para la historia.

Cuando un jugador está en racha, un seleccionador debe aprovecharlo, y teniendo en cuenta cómo llegaba Isco a este parón de selecciones, Lopetegui, obviamente, le alineó de inicio y este le devolvió la confianza con un partidazo que pasará a la historia de la selección española en el partido más importante y decisivo de la fase de grupos clasificatoria a Rusia 2018.

El malagueño llevó las riendas del juego de la Roja desde el primer minuto. Su primer gran destello llegó en forma de gol. Conectó un lanzamiento de libre directo desde la frontal del área sorteando la barrera y ante el que poco más pudo hacer Gigi Buffon en el que fue, quizás, su último partido en el Bernabéu.DIvyS0TXoAQtgmL.jpg

Pocos minutos después, el del Arroyo de la Miel lideró una jugada con un pase al espacio buscando a Jordi Alba para que el balón cayera de nuevo en sus botas y enviase el esférico al fondo de la red desde la frontal del área con un zurdazo inapelable pegado al palo izquierdo de la portería de Buffon.

Isco consiguió, de esta manera, ser el primer jugador que anota un doblete con la selección española con dos disparos desde fuera del área desde 2004, además de convertirse en el primer jugador español en anotar dos goles a Buffon en un mismo partido.

DIvkB4RVAAAQxup.jpg
Jordi Alba celebrando el gol de falta de Isco solo después de superar la barrera.

En la segunda mitad, Isco dejó unos destellos de calidad que enamoraron más de lo que estaba al Bernabéu. Su obra maestra fue culminada con un caño sobre Verratti que echó abajo Chamartín y dejó al mediocentro del PSG perplejo y totalmente helado y posteriormente con un sombrero sobre, nuevamente, Verratti para iniciar una contra que Morata no pudo concretar. Partidazo de Isco.

Morata sí culminó una contra junto a Sergio Ramos en el minuto 77 en la que el central salió con el balón desde atrás y acabó sirviendo un balón en bandeja para que el delantero del Chelsea hiciera un nuevo gol en la que fue su casa hasta este verano y sentenciase el partido con un 3-0 que deja a España mucho más cerca de estar en Rusia 2018.

Para culminar la noche, Isco recibió una sonadísima ovación del Santiago Bernabéu cuando fue sustituido por Villa (que también fue ovacionado y coreado de forma unánime por el feudo madridista). Hoy, España está un paso gigante más cerca de Rusia y lo ha hecho con el “¡ISCO, ISCO, ISCO!”, de fondo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s