Anoche, por primera vez en la historia, el Bernabéu acogió un partido de la selección española, y los rojos lo estrenaron con una importante victoria frente a Italia por un total de 3-0. Este partido era importante para ambas selecciones para adelantarse y ponerse con 19 puntos en el grupo. En estos momentos España es líder del grupo G con 3 puntos más que Italia. 

Quedan 3 partidos para completar todos los encuentros de ida y vuelta del grupo, en los cuales España se enfrentará a Liechtenstein, Albania e Israel. Estos partidos no deberían darle problemas a la selección, debería ser sencilla la victoria y por tanto la clasificación como primeros de grupo para el mundial de Rusia 2018.

El partido se desarrolló fácil para los españoles, el dominio se vio desde los primeros minutos del partido, muchos pases, mucho control en el centro del campo y proyección ofensiva. En la defensa también estuvieron muy fuertes con Ramos y Piqué de centrales. Lopetegui no sacó al campo a ningún delantero, sino a un falso nueve que se iba rotando entre los tres de arriba. Explico esto, Isco, Asensio y Silva, los tres de arriba, iban rotándose entre las bandas y la punta, para desorientar a los defensas. Lo mismo eran extremos que falsos nueves. 1497580620_448450_1497580898_noticia_normal.jpg

Se notaba que a España le faltaba un delantero. Ninguno de los tres de arriba rompía la defensa rival, se colocaban en línea en la frontal del área rival, no había internadas en el área que supusieran un gran peligro para la defensa italiana pero eso no supuso la falta de gol. Isco fue el encargado de abrir el marcador (gol de falta en el 13) y de anotar el segundo (disparo al palo largo desde fuera del área en el 40). Morata anotó el tercero en el 77 a pase de Ramos.

Los centrocampistas trabajaron a un nivel espectacular. Iniesta, Koke y Busquets, robaron balones, sacaron la pelota jugada, hicieron la transición del balón de atrás a adelante a la perfección y frenaron las ofensivas italianas. Otro de los trabajos importantes que realizaron fue la incorporación ataque: España al no tener delantero centro, acumulaba jugadores de medio en la frontal. Esto suponía un descontrol para los defensas italianos que solo veían camisetas rojas a su alrededor.  Sergio-Busquets.jpg

La defensa fue muy importante. Los italianos llegaron a la portería española, pero David de Gea solo tuvo que intervenir en tres ocasiones. La defensa hizo el resto. Ramos y Piqué muy sólidos abajo mantuvieron la línea. Italia estaba tan cerrada abajo que hasta se permitieron el lujo de subir a rematar algunos balones. También hay que valorar su trabajo de antelación, de robar balones en el centro antes de que llegase a los delanteros italianos.

Los laterales, Carvajal y Jordi Alba, tuvieron un trabajo de mucha intensidad física, se les requería arriba y abajo. Su trabajo de proteger las bandas fue muy importante (aunque hay que decir que la banda de Jordi Alba era la que más ataques italianos ocupaba, por el delantero del Torino Beloti). La participación de los laterales en el ataque era muy notable, eran los que llegaban hasta el área contraria para dar el paso atrás, y era el único momento en el que los jugadores de arriba de España entraban en el área de Buffon. carvajal_interior.jpg

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s