Roy Makaay, como James Bond, era uno de esos jugadores con una precisión absoluta, uno de esos futbolistas que parece que nunca han fallado un tiro. El holandés certero era su apodo, y lo demostraba en cada partido. Esos disparos fuertes, colocados, y desde cualquier parte del campo siempre alcanzaban a su objetivo; la red. 

Roy Makaay también tiene otra similitud con James Bond. El holandés era un espía, un agente secreto que pasaba desapercibido para la defensa rival. Mientras la zaga reculaba para coger esos balones que les habían superado la espalda el campo estaba tranquilo, no había ningún peligro para ellos. Pero eso no era cierto, un holandés corría por detrás, silencioso, esperando ansioso su momento y se anticipaba para recoger ese balón aéreo y estrellarlo dentro de la red. deportivo-roy-makaay.jpg

Roy Makaay comenzó su carrera en Holanda, su país natal, en el mismo sitio donde la acabó pero en diferentes equipos. Comenzó jugando 4 temporadas en el Vitesse, y de allí marchó al Tenerife. El joven Makaay, con tan solo 22 años fue el hombre que más partidos jugó en el equipo esa temporada, sumando un total de 36 encuentros.

Después de aquellas dos temporadas, el Deportivo le fichó. Es aquí donde consigue sus mayores logros en la liga española. Jugó cuatro temporadas en Galicia y ganó cuatro títulos con el equipo; 2 Supercopas de España, 1 Copa del Rey y 1 Liga. El Bayern de Munich se fijó en él en 2003, y Roy voló hasta Alemania, donde jugó otras cuatro temporadas. En el país germano ganó cinco títulos; 2 Copas de Alemania, 2 Bundesligas y 1 Copa de la Liga. 1497354302_247552_1497354569_sumario_normal.jpg

Roy quiso volver a su país a retirarse. Desde Alemania viajó hasta Holanda donde jugó con el Feyenoord tres temporadas más, hasta 2010, año de su retirada. Allí ganó 1 Copa de los Países Bajos.

Pero en España le recordamos por ser el primer jugador holandés en ser Pichichi de la Liga. En la temporada 2002/03 anotó un total de cuarenta goles, lo que le sirvió para ganar, además, la bota de oro en ese mismo año. Pero sobre todo pensamos y añoramos esos golazos que Makaay anotaba casi sin pestañear.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s