La nueva delantera del PSG brilla con luz propia en su primer partido juntos ante el Metz.

466 millones de euros se plantaban ente la defensa del Metz en la noche de viernes en Francia. Cavani (64 millones), Neymar (222 millones) y Mbappé (180 millones) fueron los elegidos por Emery para formar su delantera ante el Metz en la quinta jornada de la Ligue 1 en el que fue el debut como tridente de la CNM.

Y fue un debut de ensueño, puesto que los tres delanteros vieron puerta. Mbappé debutaba con el PSG tras su flamante fichaje en el último día de mercado y despuntó desde el inicio. Fue un espectador de lujo, en primerísima persona, del primer gol del partido, puesto que acompañó a Cavani en un desmarque que vio Neymar y que sirvió al delantero uruguayo para regatear a Kawashima y definir a placer para abrir la lata.

Mbappé sirvió en bandeja de plata el segundo para Cavani con un centro excepcional con el exterior de su bota, pero el uruguayo no conectó un remate suficientemente bueno para batir a Kawashima y, unos minutos más tarde, el Metz empató por mediación de Rivière y así se llegó al descanso, con 1-1.

Al comienzo de la segunda parte y tras un error en cadena del PSG, Rivière falló un disparo a puerta vacía que habría cambiado el partido y, tan solo 6 minutos después, en el 56, Mbappé forzó la expulsión (algo rigurosa), de Assou-Ekotto, algo que facilitó las cosas para el PSG, que encarriló el partido con rapidez. Tres minutos después de forzar una expulsión, Mbappé buscó al espacio a Neymar, la defensa rival repelió el pase y el balón cayó en las botas de Kylian, que con un remate seco desde la frontal batió a un descolocado Kawashima e inició su cuenta goleadora con el PSG poniendo por delante de nuevo al conjunto parisino.DJOjtU0UQAEVYhv

Diez minutos después, Neymar se unió a la fiesta goleadora de sus compañeros de ataque. El brasileño recibió completamente solo un balón en línea de tres cuartos, se giró, llegó a la frontal del área y conectó un gran disparo con el interior ante el que nada pudo hacer el guardameta japonés del Metz.

Con 1-3 y un Metz vencido y rendido, Cavani puso la guinda aprovechando un rebote de la defensa que golpeó en Mbappé para batir a Kawashima nuevamente y firmar su séptimo gol en liga, empatando con Falcao y dejando al portero nipón al borde del llanto por la impotencia.

Cavani fue sustituido minutos después por Lucas Moura, que cerró la “manita” ante el Metz culminando una gran jugada ofensiva que comenzó Neymar con un excelso envío a Meunier y que es una inyección de moral para el ánimo del jugador brasileño, jugador que se había colocado en la rampa de salida del PSG en las últimas semanas.

El partido inaugural para la CNM acabó en Metz con un resultado inmejorable para los tres, todos marcaron y el equipo ganó por 1-5 y duerme esta noche como líder en solitario, situación que podría dejar de vivir mañana dependiendo de lo que haga el Mónaco ante el Niza, aunque lo que es seguro es que esta delantero se hinchará de goles esta temporada en Francia, vaya locura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s