Volvió Cristiano y volvió el Real Madrid a la Champions y lo hizo con una goleada cómoda y plácida ante un APOEL que no mostró un nivel suficiente para tocar las cosquillas al campeón en su feudo. (3-0)

El Real Madrid contó hoy con su mejor solución ante la falta de gol que se denuncia en Chamartín desde hace varias semanas, Cristiano Ronaldo. El portugués volvió a jugar en un partido oficial tras su sanción en Supercopa de España y lo hizo anotando un doblete ante el APOEL que despeja todas las dudas acerca de qué jugador necesita el Real Madrid como delantero.

Debutaba el Real Madrid en su competición fetiche con tan solo tres cambios con respecto a su último partido en Champions, la final ante la Juve. Nacho ocupó el sitio de Varane, Kovacic el de Kroos (aunque por poco tiempo) y Bale el de Karim Benzema, un Gareth que fue suplente por lesión en la final en su país y que hoy ha vuelto a mostrar una imagen muy pero que muy pobre.

El APOEL llegaba al Bernabéu sabedor de que su empresa era casi una odisea como la que vivió Ulises por las aguas que rodean la isla de Chipre. El objetivo de los chipriotas era cerrar y juntar sus líneas para evitar que el cuadro merengue llegara con claridad a los últimos metros. Su plan duró poco. Cristiano tenía hambre de gol y cuando pasábamos los 10 minutos de juego, el astro luso culminó una jugada que inició Isco con una jugada marca de la casa, continuó Bale con un buen balón al segundo palo que se encargó de mandar al fondo de la red CR7 con un magnífico remate que pilló a Waterman a contrapie.

DJoPQaWXgAIvKgA.jpg
Cristiano Ronaldo, celebrando su primer gol de la noche ente el júbilo de los aficionados madridistas.

En menos de un cuarto de hora Cristiano despejó todas las dudas en torno a la falta de gol en el Madrid, es un fuera de serie en ese sentido. Lo intentó mucho en la primera mitad el portugués. Con la derecha, con la izquierda, de cabeza, pero el segundo no llegaba y el Real Madrid se atascaba en el último pase y a la hora del remate ante la aglomeración de de defensas que acumuló el APOEL durante todo el choque.

Lo más reseñable de la primera mitad fue la lesión de Mateo Kovacic en el ecuador del primer tiempo. En mediocampista croata se echó al suelo quejándose de unas molestias musculares en la zona de la cadera y el abductor derecho que será observada con urgencia por el cuerpo médico del Real Madrid.

Tras el descanso, los de Zidane salieron con una premisa clara, buscar con urgencia un segundo gol que matara el partido y Cristiano saltó al verde con la portería de Waterman entre ceja y ceja. Tuvo una clara que se estrelló en el larguero antes de anotar desde los once metros un penalti muy dudoso señalado por una mano de Roberto Lago. El ‘Bicho’ no falló la pena máxima y, en una muestra más de su voracidad, fue corriendo a buscar el balón a la portería para seguir buscando más goles, como si de un intento de remontada se tratase. Cristiano es eso.DJoUQHpWAAIxAWo

Con 2-0 en el marcado el partido estaba más que decidido. El APOEL seguía a merced de un Real Madrid que continuó buscando goles sin capacidad de respuesta alguna. En una clásica de Sergio Ramos, el central camero recuperó el balón, abrió el balón hacia la banda y en vez de quedarse en su sitio, emprendió un carrerón hasta el área para acabar cazando un rebote en el área pequeña y mandarlo hasta las mallas con un remate de chilena poco ortodoxo pero muy efectivo.

Y ahí murió el choque. Cristiano siguió buscando con ahínco su hat-trick, siempre tiene ganas de más, pero se topó con Waterman, la defensa contraria y un línier que le anuló un gol por claro fuera de juego. Para finalizar, Ceballos tuvo sus primeros minutos en Champions, al igual que Mayoral, pero su entrada en el partido fue más testimonial que incisiva en un duelo que ya estaba más que terminado. Primeros tres puntos, muy sencillos, para el Real Madrid en su grupo y primera derrota del APOEL en la competición, un resultado que, viendo sus rivales (Borussia Dortmund y Tottenham), tiene pinta de que será el más repetido a lo largo de la fase de grupos.

ALINEACIONES

– Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Ramos, Nacho, Marcelo; Modric, Casemiro, Kovacic, Isco; Bale y Cristiano Ronaldo.

También jugaron: Kroos, Ceballos y Mayoral.

– APOEL: Waterman; Vourius, Rueda, Carlao, Roberto Lago; Morais, Vinicius, Ebecilio, Sallai, Aloneftis; De Camargo.

También jugaron: Farías, Zahid y Poté.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s