El Celta ha dominado el encuentro sobre el césped y en el marcador (0-4). Ha habido muchas ocasiones para ambas escuadras pero el Celta ha sido el único equipo en modificar su marcador. Los visitantes se llevan tres puntos importantísimos para remontar plazas en la clasificación.

Tan solo habían pasado 17 minutos del partido cuando Gustavo Cabral adelantó al Celta. Un gol de cabeza sirvió a los visitantes para ponerse por delante en electrónico. El remate provino de saque de falta desde 3/4 de campos y el argentino remató solo en el área del Eibar.

Cinco minutos después, en el 22, llegaba el segundo gol del Celta de la bota de Pione Sisto. Una falta muy similar a la que había convertido Gustavo Cabral. Pione Sisto, el danés, puso el balón templadito al área buscando el remate de alguno de sus compañeros, pero no encontró rematador y despistó a Dmitrovic. El balón entró flojito contra la red.

El Eibar tuvo dos ocasiones, dos balones al palo pero no pudo encontrarse con él. Mientras esperaban el primero los vascos, llegó el tercero de los visitantes. Otro centro de Pione Sisto, que encontró al “Tucu” Hernández que se desmarcaba para rematar solo frente al portero del Eibar que no pudo hacer nada para detener ese balón. 

El Celta a pesar de tener menos posesión del balón (62-38) ha dominado los 45 primeros minutos. Los lanzamientos a balón parado han sido el mayor problema para la defensa armera; los centrales no se ponían de acuerdo y dejaban a los jugadores del Celta solos para rematar esos centros.

En el segundo tiempo el ritmo del encuentro aminoró. Había más juego en el centro del campo y la pelota no cruzaba el campo sobrevolando el césped, sino que los pases eran más cortos y rasos. Aún así ambos equipos llegaban con facilidad a la portería rival y generaban ocasiones peligrosas pero que no se materializaron hasta el 71.

Daniel Wass marcó el cuarto para los celestes. La jugada comenzó con un pase alto a Hugo Mallo para que corriese por la banda con toda la libertad del mundo, cuando llegó al lateral del área centró raso para Wass que golpeó con fuerza para batir a Dmitrovic. El portero tocó el balón pero no pudo detenerlo.

Gran partido de los jugadores de Unzué que han vencido por 0-4 al Eibar. El Celta ha conseguido mejorar muchos de sus fallos defensivos, y esto le ha permitido mantener la portería a 0 en la primera titularidad de Rubén Blanco. Además ha sabido aprovechar sus ocasiones ofensivas. 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s