La semana pasada ha sido difícil para algunos equipos, pero más lo ha sido para Celta y Espanyol que han jugado tres encuentros en solo siete días. El Celta se ha enfrentado al Espanyol (lunes), al Getafe (miércoles) y al Eibar (domingo). De estos tres partidos ha perdido uno (2-1), ha empatado otro (1-1) y el restante lo ha ganado (0-4). Estos han sido los resultados respectivamente.

Unzué advirtió que el equipo necesitaba un tiempo para adaptarse. Al llegar un nuevo entrenador con sus ideas futbolísticas, los jugadores tienen que modificar muchos de sus planteamientos habituales, y eso no se hace de la noche a la mañana. Esta semana ha sido bastante representativa de las declaraciones de Unzué antes mencionadas.

El equipo comenzó la semana con una derrota contra el Espanyol. Pero no fue la derrota lo que más dolió de ese encuentro sino la mala imagen que dio el Celta. No encontraba huecos, jugaba mucho con el portero, no conseguían sacar la pelota jugada. Se notó la falta del “Tucu” (que salió al terreno de juego en 58). No llegaban a la portería defendida por Pau López y si llegaban no conseguían anotar. Los fallos en la defensa volvían a aparecer y las dudas sobre qué pareja de centrales debería ser la titular afloraban en la mente de Unzué. La mala imagen provino de la incapacidad de los jugadores gallegos de crear juego, de sacar el balón jugado, de moverse en el mediocentro. EFE-espanyol_celta4_opt.jpg

¿Cómo se puede solventar el problema que tenía contra el Espanyol? Si el mediocentro defensivo baja a recibir un balón de espaldas pero no puede darse la vuelta y preparar la ofensiva, uno de los otros dos mediocentros debe bajar a apoyar al defensivo, y que el anterior citado se coloque casi en línea con los defensas, para que los laterales puedan subir y generar huecos por las bandas. La cuestión es descender puestos para encontrar huecos en el centro del campo y preparar el ataque.

El partido contra el Getafe se presentó algo mejor. El Celta se mantuvo fuerte abajo, parecía que habían solventado los fallos en la defensa. Los mediocentros seguían tocando excesivamente el balón atrás, pero había más proyección y la pelota escalaba en el campo rival. Guaita es un gran portero, pero el Celta debió haber sido capaz de materializar algunas de las oportunidades que tuvo. Casi al final del partido, el Getafe empató el encuentro, por culpa de esos pequeños fallos defensivos que tanto caracterizan al equipo de Unzué.

La solución es la atención, se juegan 90 minutos y no se puede dar un balón por perdido. Pero lo más importante, aunque parezca una tontería, es la comunicación. Los centrales deben conocerse entre ellos. Si tienen esta confianza, este conocimiento mutuo se favorecerá la comunicación y se eliminarán fallos defensivos de posición, de salida a la defensa personal… Celta-Getafe.jpg

En el encuentro contra el Eibar, el Celta ofreció una imagen diferente. Los jugadores se movían por el campo con garbo, buscaban los huecos en la defensa rival, y los encontraron por errores de la zaga armera. La presencia de Wass generaba juego y presión en el saque defensivo de los vascos. Los balones largos y los centros al área surgieron efecto, y Unzué supo leerlo. La ofensiva de Hugo Mallo es muy importante, ya que es quien ocupa la zona derecha cuando Aspas toma la función de mediapunta y entran muchos balones por ese lado.

A mejorar de ese encuentro: El mediocentro en la época de Berizzo era un lugar en el que el balón pasaba una gran cantidad de tiempo, ahora es un espacio de ida y vuelta. Cuando a los jugadores les llega una pelota, en seguida la tocan, hacia arriba o hacia abajo. Esto genera muchas oportunidades al rival para colocarse. Cuando se toca un balón atrás es para que el equipo rival abra huecos en la presión, pero aquí no tiene su efecto porque los contrarios tienen tiempo de sobra para rearmarse. Con Berizzo el mediocentro tenía una función importantísima en las ofensivas, ya que desde ahí se generaba todo el juego. El Celta tiene futbolistas para cumplir esta función y debería tratar de promoverlo más.

En definitiva, hemos visto cómo el Celta ha avanzado, ha mejorado alguno de sus errores en esta semana. Es un equipo que aún no está hecho al juego que quiere implantar el entrenador pamplonica, pero hemos visto cómo, poco a poco, los jugadores van acostumbrándose más y más. De esto depende el futuro del Celta. 20170924-636418770614985597_20170924191306-kmRF-U431493798248iZH-980x554@MundoDeportivo-Web.jpg

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s